Lucky Luke Skywalker - Parche

2,48 €
Impuestos incluidos
Medida parche
Cantidad

Lucky Luke se ha cansado de ser vaquero, ahora quiere ser Jedi.

En un lugar muy muy lejano del oeste, vivía un vaquero Jedi que se enfrenta a los hermanos Dalton, que bajo su imperio quiere dominar la galaxia. Está claro que ganará Luke porque es mucho más lucky (afortunado).

10000 Artículos

No hay ninguna opinión por el momento.

16 otros productos en la misma categoría:

Pepita Pulgarcita - Taza

8,22 €

Seguro que recuerdas a la serie de Barrio Sesamo... pero... ¿Recuerdas a Pepita Pulgarcita?... pues míratelo.

NU-CE-LAR la palabra es...

Desde 0,83 €

La última frase que se escuchó en Chernobyl el 26 de Abril de 1986 fue "NU-CE-LAR, la palabra es NU-CE-LAR"

Sinclair ZX Spectrum - Taza

8,22 €

Si te gustan los videojuegos de 8 bits, naciste en 1982 igual que este ordenador y te apasiona lo retro... welcome my friend.

Scooby Doo y el misterio de...

7,44 €

La versión para arcade de nuestra serie de la infancia en la que nuestros personajes favoritos se ven envueltos en un misterio fantasmal y pixelado.

Alf - Mascarilla

12,64 € 14,88 € -15%

Mascarilla portafiltros de tela reutilizable y lavable a más de 90 grados, con ajuste nasal metálico para mejor hermetización. Doble posición de ajuste bien en orejas o tras la cabeza. Cada mascarilla incluye 2 filtros de tela nonwoven lavables. Tela de mascarilla con eficacia de filtracion bacteriana BFE>-91, respirabilidad (presión diferencial) Pa/cm2<-38 Certificado nº ref.CE-11384 emitido por ITEL conforme cumple todo lo que especifica la norma UNE0065 (abril 2020) Informe técnico número de orden 19539 de ITEL del proceso de lavado y durabilidad en el número de lavados sin alterar las propiedades. Además de que son super divertidas y únicas. Ya que tenemos que pasar esta pandemia, que sea con una sonrisa, de la seguridad ya nos hemos encargado nosotros.

POR MEDIDAS DE SALUD E HIGIENE NO SE PERMITE LA DEVOLUCIÓN DE ESTE ARTÍCULO.

  • Precio rebajado

Papá Rabioso - Taza

7,44 €

Ser padre no significa que todo el rato tengas que estar de buen humor. Has de querer también a papá cuando está rabioso.